• Viviendas militares

    Viviendas militares

    Viviendas militares

    En general, la vivienda está garantizada para todos los miembros del Servicio, ya sea en la base o fuera de ella. Pero hay excepciones a esta regla. Por ejemplo, cuando una embarcación llega a puerto, es posible que los miembros subalternos deban vivir a bordo de sus embarcaciones. En otros casos, con la abundancia de opciones de vivienda, los miembros del servicio pueden buscar el alojamiento adecuado para sus necesidades.

  • La vida en las bases

    Si bien las viviendas militares difieren según el rango, la ubicación y la situación familiar, los nuevos reclutas suelen comenzar sus carreras militares viviendo en las bases. Durante el entrenamiento básico, hombres y mujeres viven en alojamientos separados, conocidos como cuarteles, que cuentan con literas y baños compartidos. Como los miembros del servicio se encuentran allí para entrenarse, los artículos personales se limitan a lo mínimo necesario y todo sucede en un horario programado, de manera que los miembros del servicio puedan concentrarse en aprender y trabajar en equipo.

    A medida que los miembros avanzan en la escala de rangos, tienen acceso a mejores opciones de vivienda para elegir si están disponibles. Los miembros del servicio solteros pueden vivir en complejos similares a dormitorios universitarios modernos, con una habitación exclusiva o compartida y un área de estar compartida, mientras que los miembros del servicio de grados superiores o quienes estén casados pueden elegir entre diferentes apartamentos y viviendas unifamiliares.

    Vivir en una base militar se parece mucho a vivir en un pueblo. Hay oficinas de correo, centros comerciales, médicos, dentistas y otros negocios. Los beneficios de la base están disponibles para todos los miembros del servicio que allí residen y para los invitados que estén acompañados por un miembro del servicio, además de los miembros que viajan de otras zonas.

    Explore las bases en el mundo​

     

    La vida fuera de la base con un subsidio de alojamiento

    Los miembros del servicio que reúnen los requisitos para vivir fuera de la base reciben un BAH (subsidio básico para alojamiento, por sus siglas en inglés) como parte de su remuneración. El subsidio básico para alojamiento es una asignación mensual de dinero calculada en función del costo de vida en la zona, así como también el nivel salarial del miembro del servicio y la cantidad de dependientes. Por ejemplo, si un miembro del servicio se encuentra destacado en una zona urbana costosa, recibirá más que un miembro del servicio que vive en un área rural donde el costo de vida es menos elevado, del mismo modo que un miembro del servicio casado y con hijos recibirá más que un miembro del servicio soltero. Esto permite garantizar que todos reciban la asignación que necesitan en función de sus condiciones de vida.

    Explore las asignaciones para alojamiento y otros pagos​

     

    Guardia Nacional 

    Así como los miembros del servicio activo se incorporan a las Fuerzas Armadas de tiempo completo, la Guardia Nacional es un compromiso de tiempo parcial, que permite a los miembros disfrutar de lo mejor de ambos mundos. Tienen la posibilidad de tomarse un descanso de la vida civil y dar rienda suelta a su pasión por las Fuerzas Armadas. Y como el entrenamiento de la Guardia es solo un fin de semana al mes con un compromiso de dos semanas una vez al año, los miembros de la Guardia suelen tener la oportunidad de vivir en sus hogares.

    Cuando un miembro de la Guardia se encuentra en servicio activo y reúne los requisitos para un subsidio de alojamiento, recibe un subsidio de alojamiento básico, denominado BAH de tipo II, siempre que se encuentre en servicio activo por menos de 30 días. Si un miembro de la Guardia se encuentra en servicio activo durante 30 días o más, recibirá la tarifa que corresponde al subsidio de alojamiento completo (igual que el servicio activo).

    Conozca más sobre la Guardia Nacional del Ejército
    Conozca más sobre la Guardia Aérea Nacional

     

    Reservas

    De manera similar a la Guardia Nacional, ser reservista en las Fuerzas Armadas es un compromiso de tiempo parcial. Por lo general, los reservistas prestan servicio y viven cerca de sus hogares y dedican un fin de semana al mes al entrenamiento y unas dos semanas al año al servicio activo.

    Y, al igual que los miembros de la Guardia, los reservistas con derecho a un subsidio de alojamiento recibirán un subsidio de alojamiento básico especial, denominado BAH de tipo II, en cualquier período de servicio activo de menos de 30 días. Si un reservista se encuentra en servicio activo durante 30 días o más, recibirá la tarifa que corresponde al subsidio de alojamiento completo (igual que el servicio activo).

    Obtenga más información sobre la reserva de cada servicio:

    Reserva del Ejército
    Reserva del Cuerpo de Marines
    Reserva de la Marina
    Reserva de la Fuerza Aérea
    Reserva de la Guardia Costera
     
    • Recursos

      Póngase en contacto con un reclutador

      Coordine una reunión con un reclutador y sepa qué debe esperar de su visita.

      Solicite información

      Reciba en su hogar un DVD y una revista sin cargo, además de información adicional sobre cada Servicio.

      Preguntas frecuentes

      Vea las respuestas a preguntas comunes sobre las Fuerzas Armadas.

      Mås Para Explorar

      Ha finalizado su recorrido y ha visto todo lo que ofrecen las Fuerzas Armadas. Continúe explorando con cientos de videos sobre la incorporación, el entrenamiento y la capacitación, la vida cotidiana y el trabajo.